• Lunes a Viernes 10:00 - 21:00
  • Con cita previa

Logopedia - Gema

660 150 037

Psicología - Cristina

653 282 672

Pedagogía

660 150 037 - 653 282 672

Ctra. de la Peraleda 1, 45005 - Toledo

Pautas de estimulación de lenguaje

El lenguaje se desarrolla en un contexto social, trata de que las actividades de imitación sean juegos compartidos de conocimiento mutuo y toma de conciencia personal.

  • Imita acciones naturales del repertorio del niño y trata de construir secuencias por turnos imitándolo. 
  • Anímale con canciones y juegos a imitar acciones motoras con su cuerpo (saludar, aplaudir, decir adiós…) y acciones con objetos (golpear, cortar, peinarse…).  
  • Inventa juegos o actividades de la vida diaria donde se le prolonga o anime a imitar movimientos motores y sonidos a la vez (al jugar a comiditas, tocar la barriga y emitir “mmm», cuando se cae algo al suelo «toma”, «hala”, «pumba”, cuando se golpea una puerta «toc-toc»…). 
  • Imita sonidos que haga el niño e imítale haciéndole comentarlos de agrado. 
  • Juega con él a hacer acciones simbólicas con objetos comunes o juguetes. Más adelante juega a representar acciones o cosas sin objetos, sólo con el cuerpo.
  • Exagera mucho los gestos (sorpresa, alegría, enfado…). Enséñale como no sólo te expresas con palabras.

Ayudar al niño en la práctica de escuchar y prestar atención a los sonidos, le va a estimular a emitir sonidos propios, y por tanto, a facilitar el aprendizaje del lenguaje.

  • Intentar que localice la fuente sonora para estimular las capacidades perceptivas y su coordinación.
  • Necesita objetos que despierten su curiosidad, juguetes con sonidos de animales, pianos… para estimular las capacidades perceptivas y su coordinación.
  • Mimetizar canciones o melodías infantiles («palmas, palmitas…”, “5 lobitos…»)
  • Interpretar canciones, melodías, juegos interactivos, como «el caballito’, “al avión”, trotar, balancearle lateralmente, cucú… ).
  • Hacerle escuchar cuentos.
  • Hacerle escuchar los sonidos que él mismo produce, con las manos, la boca, los pies…
  • Hacerle escuchar los sonidos que se producen a su alrededor o en la calle (moto, avión, los niños en el parque, una puerta que se cierra, el agua del grifo, la lluvia, el trueno…).
  • Llamarle con mucha frecuencia pronunciando su nombre y que vuelva la cabeza hacia el adulto.

El desarrollo del lenguaje forma parte del compartir experiencias de interacciones frecuentes y sostenidas con las figuras de apego, con las que aprenden las pautas de comunicación.

  • Fortalece las relaciones con tu hijo. Instaura una relación recíproca, propiciando los tumos y reciprocidad en vuestras interacciones.
  • Presta atención a la forma en que el niño expresa sus emociones y necesidades.
  • Posibilitar la postura y ubicación que le permita la mejor interacción posible con su entorno.
  • Favorece la comunicación no verbal:
    • Gestos de anticipación y demanda de rutinas de la vida diana y juegos. Emplear claves auditivas, visuales y táctiles fáciles y claramente discriminables que le permitan diferenciar una situación de otra (hora de la comida, del baño…) y posteriormente predecirlas.
    • Gestos sociales y gestos naturales.
    • Gestos o actos comunicativos para pedir y compartir:
    • protoimperativos (petición de objetos o acciones) «dame» «señala» «toca” “trae» …
    • protodeclarativos (llamar la atención sobre objetos o acontecimientos) “mira” ‘toma”…
  • Gestos de afirmación y negación.

La producción de los primeros sonidos y el balbuceo, desempeña un importante papel en la adquisición posterior del lenguaje.

  • Mírale a la cara y háblale en las distintas rutinas de la vida diaria.
  • Atiende a todos los sonidos hechos por el niño y refuerza con sonrisa, tacto y vocalizaciones o comentarios verbales.
  • Observa cuándo y dónde emite más vocalizaciones y favorece estas situaciones.
  • Capta su interés por los sonidos que hacemos al reír, estornudar, cantar…
  • Juega a repetir sonidos a modo de balbuceo. Repite aquellos sonidos que el niño ya dice o contéstale como si estuvieras hablando con él y nos hubiera dicho algo.
  • Juega a vocalizar por tumos y a emitir sonidos de forma exagerada y lo con distintas entonaciones. Tararear canciones…
  • Usa rutinas de la vida diaria y juegos repetitivos para asociarlos a determinados sonidos vocálicos que repitas con frecuencia.
  • Inventa juegos de acción donde combines gestos y/o acciones y sonidos (por ejemplo, llamar a “papa» que se esconde, la canción de ‘EI coche de papa, pi- pi- pi…
  • Reproduce sonidos ambientales y onomatopeyas de animales. Asocia estos sonidos a acciones con objetos, y a juegos o representaciones. Asocia los sonidos a los dibujos o fotos del animal u objeto que representan.
  • Háblale de forma clara sin utilizar infantilismos ni diminutivos.

“Márcate una meta de los aspectos que quieres mejorar en tu hij@ teniendo en cuenta su nivel, en definitiva piensa que palabras o gestos ayudarían a mejorar su comunicación. A partir de ahí crea actividades, juegos, rutinas con las que disfrute tu hij@ que ayuden a potenciar tu meta«.

Colegiad@s en:

Más Que Palabras, es un Centro especializado en la detección, evaluación e intervención de problemas vinculados al lenguaje, aprendizaje, alteraciones emocionales y de conducta a través de un abordaje familiar personalizado.

ÁREA LOGOPEDIA

660 150 037

ÁREA PSICOLOGÍA

653 282 672

PEDAGOGÍA

660 150 037 - 653 282 672

REDES SOCIALES
FORMULARIO DE CONTACTO

© Más que palabras 2019. Reservados todos los derechos.