Psicología infanto juvenil

Terápia familiar

A lo largo del desarrollo de nuestros hijos, podemos observar comportamientos o síntomas que no entendemos.

Algunos de los más comunes son:

  • Esta irritable, enfados frecuentes, rabietas, llanto,…
  • Cambios de humor frecuentes.
  • Miedos o ansiedad y tensión.
  • No es capaz de mantenerse realizando una tarea, está inquieto, no se centra en nada y no se concentra.
  • Evita algunas situaciones (escuela, amigos, etc).
  • No quiere relacionarse o se aísla excesivamente.
  • Se culpa con frecuencia a sí mismo.
  • Está triste.
  • No duerme bien, cambios en sus hábitos alimentarios, cambios en la evacuación.
  • Se queja con frecuencia de dolores o molestias sin estar enfermo.

El trabajo que realizan nuestros psicólogos infantiles es de orientación Cognitivo Conductual, en el que analizamos detalladamente cada caso para adaptar la intervención a las necesidades concretas de cada niño y a sus dificultades.
Otra de nuestras bases de trabajo es la Disciplina Positiva, la cual, es un modelo educativo para entender el comportamiento de los niños y la forma de abordar su actitud para guiarles en su camino siempre de forma positiva, afectiva, pero firme a respetuosa tanto para el niño como para el adulto.
El psicólogo infantil, realiza un tratamiento integral que contempla los problemas familiares, escolares, sociales y personales.
La intervención se lleva a cabo con el menor y también con los padres, a quienes proporcionamos las pautas necesarias para manejar adecuadamente las conductas y dificultades que experimenta su hijo. Educar es difícil y nadie nos enseña como padres esta labor, ni tenemos un libro de instrucciones para llevar a cabo esta importante tarea.
Nuestro equipo, trabaja con los padres instruyéndoles adecuadamente sobre el mejor modo de educar y afrontar cada aspecto que requiere intervención. A lo largo de la terapia se realiza un seguimiento de los progresos o dificultades que puedan surgir.
En los casos en que es conveniente, nos ponemos en contacto con los profesores con el objetivo de obtener información sobre el niño y de proporcionar unas pautas de actuación comunes y acordes con los objetivos que queremos lograr y a obtener implicación y colaboración en el área escolar.
De ese modo, en el proceso de intervención el abordaje es integral, trabajando con padres, profesores y con el niño para asegurarnos los mejores resultados.

Las dificultades con los que trabajan nuestros psicologos infantiles con más frecuencia se detallan a continuación:

  • Evaluacion, tratamiento y asesoramiento en Altas Capacidades.
  • Problemas de conducta
  • Déficit de Habilidades Sociales, problemas de relación
  • Depresión Infantil y Baja Autoestima
  • Ansiedad, miedos, fobias,…
  • Problemas en la escuela, acoso escolar y fracaso escolar
  • Separaciones y dificultades de adaptación
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad
  • Trastornos de alimentación
  • Problemas de eliminación (enuresis y encopresis)
  • Trastornos del sueño infantil